Un mundo helado

Naomi Novik
Novela
Planeta. Septiembre 2019
ISBN: 9788408213789

Nominada al premio Hugo 2019
a la mejor novela

«La verdadera historia no es ni la mitad de bonita de lo que te han contado. Dice la verdadera historia que la hija del molinero, con sus largos cabellos de oro, quiere atrapar a un príncipe, a un señor o al hijo de un hombre rico, y así va a ver al prestamista, le pide dinero para comprarse un collar y un anillo y se acicala para el festival. Y la muchacha es bastante guapa, de modo que ese príncipe, señor o hijo del hombre rico se fija en ella, baila con ella, se revuelca con ella en un pajar después del baile, se marcha a su casa y se desposará con la mujer rica que su familia ha elegido para él. A continuación, la mancillada hija del molinero le cuenta a todo el mundo que el prestamista se ha confabulado con el diablo, y el pueblo lo echa de allí a patadas o incluso lo apedrea, de forma que ella, al menos, se queda con sus joyas como dote, y el herrero se casa con ella antes de que aquel primogénito llegue un poco antes de lo que le correspondía.
Porque de eso trata la historia, de librarse de pagar las deudas. No es así como te lo cuentan, pero yo ya lo sabía. Sí, mi padre era prestamista.
No se le daba muy bien.»

Sigue leyendo Un mundo helado

Cuervo

Naturaleza, historia y simbolismo

Boria Sax
No ficción
Siruela. 2019
ISBN: 9788417860189

«Muchos animales tienen una relación con el ser humano que, si bien viene determinada por la costumbre y la utilidad, es tan específica como cualquier nicho ecológico. Entre estas criaturas se encuentran, por ejemplo, el perro, la oveja, el gato, el ciervo y la abeja. En todos los casos, la relación tradicional incluye derechos, deberes y expectativas mutuas. Sin embargo, la relación humana con los cuervos es única en su simetría y en su reciprocidad.

Sigue leyendo Cuervo

La quinta víctima

J. D. Barker
Novela
Destino. 2019
ISBN: 9788423355686

«No puedes jugar a ser Dios
si no conoces bien al diablo…»

«Oscuridad.
Se arremolinaba a su alrededor, profunda y espesa, y devoraba la luz sin dejar nada salvo un vacío impenetrable. Una neblina le estrangulaba el pensamiento; las palabras intentaban juntarse, trataban de formar una frase coherente, encontrar un sentido, pero en cuanto parecía que iban a tocarse, algo se las tragaba y desaparecían sustituidas por una sensación de miedo cada vez mayor, una sensación de pesadez: su cuerpo se hundía en las turbias profundidades de unas aguas olvidadas mucho tiempo atrás.

Sigue leyendo La quinta víctima